MIÉRCOLES 11 DE DICIEMBRE NOCHE DE VINO EN LA GLEDE

Sí señor... el vino puede sacar / cosas que el hombre se calla; / que deberían salir / cuando el hombre bebe agua.

Va buscando, pecho adentro, / por los silencios del alma / y les va poniendo voces / y los va haciendo palabras.

Alberto Cortez (El Vino, fragmento)

Por iniciativa del Instituto de Docencia Masónica, de la Gran Logia Equinoccial del Ecuador, el miércoles 11 de diciembre, a las 19:00, en el Salón de Pasos Perdidos de la GLEDE (San Salvador E7 -197 y La Pradera), se realizará la conferencia El Vino, su esencia y calidad, en la que Patricio López Moreno, experto en vino y dueño de Grandes Bodegas, Importadora de Vinos, nos hablará de las cepas, características, aireación, formas de degustar y conocer un buen vino.  

El vino desde tiempos inmemoriales, es parte ritual de la humanidad. Jesús en las Bodas de Caná, Jesús convirtió el agua el vino; milagro que nos da un hito de la importancia de esta bebida en la construcción simbólica de las distintas culturas. Para los masones, es parte fundamental en el cierre de sus rituales; una vez terminados los trabajos es necesario que se realicen los brindis, donde no puede faltar el vino.

Grandes Bodegas busca satisfacer a la más selecta clientela de las ciudades ecuatorianas y sus periferias, con vinos de alta calidad y expresión, bien estructurados, marcando la diferencia con sus competidores. Grandes Bodegas, será cada vez más eficiente en su principal actividad, generando una rentabilidad sostenida; que le permita fomentar la cultura del vino, apoyado en un personal comprometido con su trabajo.

La producción milenaria del vino ha generado profesiones para obtener mejor sabor y calidad en su producción. Una de ellas es el enólogo, que es responsable de dirigir el proceso de su elaboración. El sumiller conocido también como sommerlier o catador es el que saborea su buque y es capaz de percibir sus características y calidad.

El día del evento los asistentes podrán degustar distintas variedades de vino y disfrutar de un grato encuentro con una de las bebidas más apetecidas del mundo.